¿Por qué salir de la zona de confort?



Por si queda alguien todavía que no sabe qué es la conocida como zona de confort, la resumiremos como un estado psicológico en el que nos sentimos seguros, donde no experimentamos ni ansiedad, ni miedo, porque nos encontramos en un ambiente en el que nos sentimos seguros, así que utilizamos un comportamiento rutinario sin asumir ningún riesgo.


Así pues, cuando decimos que nos encontramos en nuestra zona de confort, nos referimos a esa zona como un espacio donde sólo nos movemos por lo que nos es conocido.


Sin embargo, tener una zona de confort, donde nos sintamos seguros no es malo, pero sí lo es no salir nunca de ahí, ya que puede resultar peligroso para nuestro desarrollo personal.

¿Os imagináis qué ocurriría si siempre siguiéramos la misma rutina? ¿si nunca persiguiéramos un sueño? O ¿si no hiciéramos nunca nada de lo que nos apetece por miedo o vergüenza?


Podríamos sentirnos vacíos, podríamos llegar a sentirnos apáticos, e incluso podríamos llegar a adaptar en nuestro comportamiento conductas depresivas. Por lo que es más que aconsejable que busquemos metas alcanzables, nuevos objetivos y salir de esa zona, para poder volver a sentir esa sensación de realización al lograr algo nuevo.


Cuidado porque no tienen que ser objetivos imposibles, inalcanzables o muy complicados. Por ejemplo, a una persona que le guste la fotografía, apuntarse a un curso donde poder aprender sobre ello, al que no se había atrevido hasta ahora, será un paso importante, además le ayudará a conocer a más gente, ampliando así su red social.


Es importante saber y conocer cuál es el nivel de ansiedad que podemos ir gestionando, para una persona bastaría con cambiar el camino de vuelta del trabajo a casa, buscando un nueva ruta, pero para otra igual haría falta viajar a otro país y aprender un nuevo idioma, por eso es importante atreverse a salir, pero siempre paso a paso.


El escritor y empresario Max De Pree dijo una vez: “No podemos convertirnos en lo que queremos ser, permaneciendo en lo que somos en la actualidad”.


Si te permites salir de esa zona de comodidad, ganarás autoconfianza, tus perspectivas crecerán y por supuesto, habrá una evolución en tu crecimiento personal, lo que fácilmente ayudará a reducir niveles de estrés.


Así que anímate y verás los efectos positivos enseguida.

39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo