El rincón de la calma



En entradas anteriores os hemos hablado de la importancia de la educación emocional en la infancia, para que los niños y niñas sean capaces de reconocer, identificar y gestionar sus propias emociones. Hoy queremos seguir hablando sobre inteligencia emocional y en especial sobre un recurso para el autocontrol de las emociones.


Es muy habitual que los pequeños experimenten momentos de frustración, ira, rabia, tristeza, miedo… y que estas emociones les desborden. Es inevitable que deban lidiar con ellas, de hecho no debemos evitar que las experimenten, y que a veces no encuentren la forma de gestionarlas.

Es habitual escuchar que cuando un niño se enfada y tiene conductas que nos desagrada, le castiguen en su cuarto, fuera de la habitación o frente a una pared y además le digan que piense sobre lo que ha hecho. La idea de que reflexione es correcta, pero cuando las emociones son tan intensas es difícil despejar la mente y pensar con claridad. Le pedimos que no grite, no llore o no pegue, pero esto no es suficiente, ya que lo importante es aprender a manejar las emociones para poder cambiar también el comportamiento y poder pensar, pensar bien y mejor.


Vamos a presentaros una herramienta para el control y la gestión emocional que les resulta muy útil y valiosa para encontrar la calma interior. Un recurso que podemos incluir fácilmente en el día a día y que se convertirá en algo fundamental, el rincón de la calma.


Es un espacio de regulación emocional, donde los pequeños dispondrán de diferentes elementos que podrán utilizar para encontrar la serenidad.



En Sensateca, el rincón de la calma es un lugar tranquilo y cómodo donde los pequeños pueden utilizar diversos elementos que les ayudan a relajarse y a encontrar serenidad. Pueden sentarse en una colchoneta y disponen de una mantita para taparse y estar cómodos.



Hay una cajita donde encontrarán:



- Una botella de la calma. Les encanta jugar con ella y les calma mirarla durante un tiempo. Podemos usar también un reloj de arena, de agua o una bola de nieve.

- Instrumentos de percusión. Los elementos de percusión les encanta. Hemos incorporado un bote con arroz y un energy chime.

- Mándalas para colorear o papel en blanco para dibujar libremente. Muchos niños y niñas encuentran en la pintura una forma de canalizar sus emociones.

- Papel de revistas, periódicos o folios. Los utilizan para colorear pero también les tranquiliza romperlos y apretujarlos cuando están enfadados.



- Laberintos de la calma. Van siguiendo el camino con el dedo hasta llegar al final. Este proceso les resulta bastante relajante.

- Imágenes que representen las diferentes emociones y un espejo. El espejo les sirve para identificar sus expresiones faciales y que puedan comparar con las diferentes imágenes sobre emociones.

- Piedras de colores. Les ayuda a realizar la respiración consciente y profunda, e ir contando la cantidad de respiraciones. Cuando vayan a practicar la respiración las colocarán en un montón a su derecha. Cada vez que tomen aire cogen una piedra y al expulsar el aire la colocan a la izquierda. De esta manera centran su atención en la respiración y alejan su mente de lo que les preocupa.



- Libros sobre las emociones. Nosotras hemos incorporado El emocionario y el Monstruo de colores, que son unos de los favoritos de los peques. Les ayuda a entender lo que están sintiendo.







- Papel de origami. A muchos niños les resulta liberador y relajante realizar manualidades y la papiroflexia es una buena forma de encontrar la calma.

- Globos. Inflar globos les ayuda a liberar tensiones. Inflamos el globo y antes de que explote dejamos salir el aire poco a poco. Después lo haremos nosotros mismo, cogemos aire y después nos deshinchamos poco a poco dejando salir la tensión.

- Pelota anti estrés para liberar tensiones.



Este es nuestro lugar, pero cada uno lo puede adaptar a su hogar o aula y a los gustos y deseos de los niños. Lo ideal es que los adultos les expliquemos la función de cada elemento y que ellos participen con nosotros en la creación y decoración del espacio. Es muy sencillo pero a la vez muy valioso. ¡Os animamos a que lo utilicéis!

152 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo